lunes, 19 de abril de 2010

Tarea grupal 5: La vida de los otros

"La vida de los otros" es quizá la mejor película que se ha hecho sobre la vida en los países de la Europa del Este.
El capitán Gerd Wiesler (Ulrich Mühe) es un oficial extremadamente competente de la Stasi, la todopoderosa policía secreta del régimen comunista de la antigua República Democrática Alemana. Pero, cuando en 1984 le encomiendan que espíe a la pareja formada por el prestigioso escritor Georg Dreyman (Sebastian Koch) y la popular actriz Christa-Maria Sieland (Martina Gedenk), no sabe hasta qué punto esa misión va a influir en su propia vida...



Esperamos tus comentarios!

21 comentarios:

Lidia Perez Ballesteros dijo...

En esta pelicula se critica el comportamiento del gobierno respecto a que una pareja es vigilada por el servicio secreto por si estan en contra de la R.D.A.

En mi opinion en todos los paises hay vigilancia por parte de los gobiernos, por ejemplo, las cámaras de vigilancia, los escaner de los aeropuertos..., y muchos cosas más son un protecto que los países nos hacen creer que es por muestra seguridad pero que a vecer sobrepasa la intimidad de los ciudadanos.

Luisra on 29 de abril de 2010, 22:17 dijo...

Pues sí, Lidia, parte de razón sí que llevas en tu comentario. Es verdad que muchos gobiernos en la actualidad, con el pretexto de darnos mayor seguridad, se inmiscuyen en nuestras vidas. Pero, ¿de verdad crees que llegan al extremo de lo que sucedía en la RDA y que se narra en la película? ¿Tú qué crees? Y los demás, ¿cómo lo veis?

Anónimo dijo...

En mi opinión, veo que la Stasi, con sus investigaciones, trata de dar una sensación de seguridad (falsa seguridad) para los habitantes en la RDA. “Te aseguraremos un estado de bienestar pero, para ello, debes comportarte justamente como te vamos a ir diciendo, en caso contrario puedes buscarte muchos problemas, amigo”. En resumidas cuentas, que todos no eran más que pequeñas y tristes marionetas de vidas aparentemente completas pero, sin embargo, vacías y sin sentido hacía su propia persona; si te salías de este patrón, estabas perdido.

Cristina Escudero Trujillo

ANGELES on 30 de mayo de 2010, 17:56 dijo...

La Vida de los Otros, me ha parecido una película magnífica, en la cual se presenta la última época ya decandente de la RDA previa a la caída del muro. La película muestra el control del Estado sobre las personas hasta límites insospechados (impresionante el dato de los suicidios) y también nos muestra a través de uno de sus personajes, el cambio de mentalidad que se iba produciendo en la sociedad alemana provocado por el exceso de control sobre las personas, las ideas, el arte y casi si apuramos hasta el humor (muy buena la escena del soldado que cuenta el chiste sobre el Secretario Genral). Muestra los miedos y la incertidumbre de la población ante esta "persecución" de las libertades por parte del Estado. Este aspecto se refleja en la amenaza y chantaje al que se ve sometida la protagonista de la película que es capaz de delatar a su propio novio. La película también es una exaltación del comportamiento correcto por encima del comportamiento impuesto y del reconocimiento a estas actitudes, como hizo el escritor de la película hacia HGW.

MªANGELES MURILLO JIMÉNEZ

ANGELES on 30 de mayo de 2010, 18:03 dijo...

La Vida de los Otros, me ha parecido una película magnífica, en la cual se presenta la última época ya decandente de la RDA previa a la caída del muro. La película muestra el control del Estado sobre las personas hasta límites insospechados (impresionante el dato de los suicidios),y también nos muestra a través de uno de sus personajes el cambio de mentalidad que se iba produciendo en la sociedad alemana provocado por el exceso de control sobre las personas, las ideas, el arte y casi si apuramos hasta el sentido del humor(muy buena la escena del soldado que cuenta el chiste sobre el Secretario Genral). Muestra los miedos y la incertidumbre de la población ante esta "persecución" de las libertades por parte del Estado. Este aspecto se refleja en la amenaza y chantaje al que se ve sometida la protagonista de la película que es capaz de delatar a su propio novio. La película también es una exaltación del comportamiento correcto por encima del comportamiento impuesto y del reconocimiento a estas actitudes, como hizo el protagonista de la película hacia HGW.

MªANGELES MURILLO JIMÉNEZ

Anónimo dijo...

La pelicula está ambientada en la alemania del Este anterior a la caida del muro de Berlin. La trama está centrada en las vivencias de los agentes de seguridad del Estado, de la RDA, destacando el personaje de un agente de la Stasi encargado de vigilar a un dramaturgo y a su novia que es una actriz. Así que todo comienza con un espionaje y a través de la historia vamos viendo con detalle el deprimente y repelente mundo de las dictaduras donde todo el mundo es sospechoso y donde, además, todos deben de vigilar a todos. Los ciudadanos son tratados como ovejas , sin respeto a la vida privada y donde el gobierno tiene su prioridad , no en el bienestar y progreso de los ciudadanos y la sociedad sino en garantizarse un control férreo de todo, que le permita seguir en el poder. ANTONIO MANUEL ESTEVEZ GARCIA

Mª Teresa on 31 de mayo de 2010, 13:21 dijo...

“La vida de los otros” es una gran película, me ha gustado mucho, es una de estas películas que te engancha y que te gustaría volver a ver por si se te ha escapado algún detalle. Narra la historia de una pareja formada por un escritor y una actriz, que viven en la Alemania del este, al otro lado del telón de acero, y que son espiados por la policía de la RDA. Me ha llamado mucho la atención, supongo que como a todos, el control tan férreo que el gobierno de la RDA tenía sobre los ciudadanos que consideraba sospechosos de no ser leales al régimen. Parece increíble que esto pudiera suceder de verdad, y sin embargo así fue. La gran cantidad de ciudadanos que eran espiados, chantajeados, controlados y algunos obligados a espiar a sus propios vecinos o familiares. El aspecto que más me ha impresionado es los numerosos suicidios que había en este país. Muchos ciudadanos se veían tan presionados y agobiados por el régimen que terminaban quitándose la vida, como le ocurrió a la protagonista de la historia.
Creo que la película refleja a la perfección los aspectos históricos, y es de gran ayuda para comprender como se vivía en aquella época bajo la dictadura comunista de la RDA, que terminó con la caída del Muro de Berlín y la unificación de Alemania.
Mª Teresa Dueñas Díaz

Rosa Mª Gálvez/Eleuterio J.Saura on 31 de mayo de 2010, 23:38 dijo...

Es una película ideal para iniciar el debate sobre las libertades individuales. Aunque ambientada en la antigua RDA, puede servir de pretexto para buscar formas actuales (en gobiernos teóricamente democráticos) de control de los ciudadanos. Las empresas de telefonía, las redes en internet, son gigantescas arañas que saben mucho de nuestras vidas, ritmos diarios, gustos, viajes, etc. En la Alemania Oriental previa a la caída del muro, ese control era aún más asfixiante por que el pueblo no tenía gran cosa. En el mundo actual el pueblo está más entretenido, alienado... es igual de fácil controlarlo por que se cree más libre, más contento, pero el control existe y no es pequeño.
Eleuterio

Rosa Mª Gálvez/Eleuterio J.Saura on 31 de mayo de 2010, 23:43 dijo...

El control de los ciudadanos por el Estado no era privativo de los regímenes autoritarios de la Europa Oriental. También en países "democráticos" como Estados Unidos ("la caza de brujas" del senador McArthy), Italia (red Gladio), Francia, Gran Bretaña, Alemania Federal, la España franquista,etc. fue muy común el cerco hacia los posibles enemigos del orden establecido. Pero la película puede ser estupenda para analizar la paranoia de los gobiernos que saben que su pueblo no está con ellos, sobre todo en la época de la guerra fría.
Eleuterio Saura

Montse Quiñones García dijo...

La película me ha parecido bastante buena, un poco lenta, sobre todo la primera mitad, y muy dura.
Lo que más me llama la atención es cómo el estado puede llegar a influir tanto en la vida de las personas. Es cierto que hoy día, entre cámaras en las calles, tarjetas de crédito, etcétera, estamos muy controlados pero lo que refleja la película es que la mayoría de habitantes de ese país no tienen ningún derecho y que las clases dirigentes usan los suyos de manera déspota.
En la película se reflejan los últimos años de la RDA, se menciona la llegada al poder de Mijail Gorbachov en la URSS y la caída del muro tras la cuál los protagonistas adaptan sus vidas a su nueva situación.
Entiendo que, en sistemas políticos como éste, la mayoría de habitantes intente hacer su vida lo mejor posible dentro de sus posibilidades. En un principio podemos pensar que lo que más nos apetecería sería luchar contra este tipo de poder. Pero la mayoría tenemos familia, hijos que correrían peligro y, en estas circunstancias, es difícil jugar a ser un héroe o una heroína.

Montserrat Quiñones García.

Paloma Membrillo Ruiz dijo...

La película es impresionante y dura. Critica muy durmente la vigilancia del gobierno, muestra el control ejercido por la policía secreta Stasi) sobre los círculos intelectuales por saber si están en desacuerdo,es decir, en contra de la RDA. Para mí es totalmente merecedora del Oscar a mejor película de habla no inglesa.
La verdad, es que hay que mencionar que ultimamente estamos llegando a una situación en la que todo el mundo es vigilado por todo el mundo. En los bares, metros, estaciones, incluso en los autobuses, a penas hay intimidad. Los gobiernos ponen cámaras en todos los lugares en los que puede haber peligro llamándolas cámaras de seguridad, pero en realidad no sabemos nosotros, lo ciudadanos, a qué distancia se encuentra la cámara de seguridad a la cámara de vigilancia.

Clara Delgado Sanchez dijo...

Cinematográficamente no me parece una película notable, puesto que me parece bastante lenta y los personajes no transmiten mucho y la actuación me parece muy fría, en definitiva, otras películas del género me parecen más interesantes.

Si bien, el argumento si es interesante, ya que está basado en una época bastante reciente, y a veces es difícil pensar que en país como la actual Alemania, hace apenas 25 años existía tal régimen. La acción nos sitúa en la antigua y extinta R.D.A (Alemania comunista) y el férreo control de la Stasi sobre la población, creando un sistema de control y paranoya conspiradora en la que cualquiera que se salga del rumbo marcado es considerado un conspirador, algo que ha ocurrido y ocurre en todas las dictaduras, sistemas políticos que tienen miedo a que cualquier brote acabe con su poder. El Capitan de la Stasi encargado de espiar al poeta sospechoso, se da cuenta de la verdadera cara de la Stasi y del Gobierno, que no es otra que la de mantener a la población a raya para mantener sus privilegios, hasta que finalmente pasa de intentar sacar información sobre el espiado a ocultar todo lo que le pueda inculpar, algo que le cuesta su carrera en la Stasi, hasta que la caída del muro de Berlín le libera de la degradación sufrida.

Lo que más me ha llamado la atención es que tras la caída de la Alemania Nazi, la ocupación Rusa no hizo variar mucho la vida de la población alemana, puesto que del férreo control de la Gestapo se pasa al de la Stasi, quedando demostrado que el Régimen Nazi y el Comunista eran muy afines en todos los sentidos.

Viendo películas que tratan sobre este tema, se puede una imaginar la alegría que tuvo que suponer para el pueblo aleman la caída del muro de Berlín y el fin del comunismo. Esperemos que en otros países del mundo con una situación parecida poco a poco vayan terminando estos regímenes.

Clara Delgado Sánchez

Paqui on 4 de junio de 2010, 18:15 dijo...

La película ‘La vida de los otros’ me ha parecido una buena película, que nos cuenta cómo eran los últimos años de la Alemania del Este poco antes de la caída del muro de Berlín y prácticamente de todo el bloque soviético.
Donde parecía que con el socialismo debía de existir una sociedad ideal, se ve que no había libertad y que todo el mundo era sospechoso y podía ser expiado y controlado.
Nos cuenta también que existían personas que querían cambiar esto y luchar por las libertades y otras que solo querían permanecer en sus puestos y con sus privilegios.
Nos enseña como no había libertad de expresión y si mucha corrupción por parte de los dirigentes de esta sociedad.
Francisca Mansilla Díaz

Juan on 4 de junio de 2010, 20:01 dijo...

Sin duda una gran pieza del cine europeo actual, sabe recrear aquel mundo opresivo y amenazante sin ningún tipo de superficialidad, convención ni sentimentalismo. Lo que me ha llamado poderosamente la atención ha sido la descripción del proceso de cambio que se va dando en el protagonista y sus convicciones (extensible seguro a muchos más que vivieron en aquella situación), lo que le lleva a pasar de un impecable espía de uno de los aparatos de vigilancia más potentes de la historia a un ser humano con sentimientos (contradictorios) que le hacen apiadarse de los espiados (artistas reaccionarios) y plantearse el bando al que pertenece o debería de pertenecer.
La película recrea de forma fidedigna lo que fue la vida en la RDA: vetos, investigaciones continuas, sospechas, impedimentos tanto de movimiento como de pensamiento... desde un punto de vista además muy revelador: el arte. El film va más allá y abarca también la caída del muro (de forma indirecta), fin del dominio comunista y principio del fin de la URSS (en la película se ve cómo el protagonista deja enseguida su puesto de encargado de leer el correo de los ciudadanos al enterarse de la noticia, consciente de que... no hay ya nadie a quien espiar) y la final reconversión tras este acontecimiento del protagonista, con la simbólica frase "No, el libro es para mí".

Juan on 4 de junio de 2010, 20:01 dijo...

Sin duda una gran pieza del cine europeo actual, sabe recrear aquel mundo opresivo y amenazante sin ningún tipo de superficialidad, convención ni sentimentalismo. Lo que me ha llamado poderosamente la atención ha sido la descripción del proceso de cambio que se va dando en el protagonista y sus convicciones (extensible seguro a muchos más que vivieron en aquella situación), lo que le lleva a pasar de un impecable espía de uno de los aparatos de vigilancia más potentes de la historia a un ser humano con sentimientos (contradictorios) que le hacen apiadarse de los espiados (artistas reaccionarios) y plantearse el bando al que pertenece o debería de pertenecer.
La película recrea de forma fidedigna lo que fue la vida en la RDA: vetos, investigaciones continuas, sospechas, impedimentos tanto de movimiento como de pensamiento... desde un punto de vista además muy revelador: el arte. El film va más allá y abarca también la caída del muro (de forma indirecta), fin del dominio comunista y principio del fin de la URSS (en la película se ve cómo el protagonista deja enseguida su puesto de encargado de leer el correo de los ciudadanos al enterarse de la noticia, consciente de que... no hay ya nadie a quien espiar) y la final reconversión tras este acontecimiento del protagonista, con la simbólica frase "No, el libro es para mí".
Juan Pérez Floristán

Elisabeth Fernández Soler dijo...

La vida de los otros

Brillante película, he de decir que tras ver ambas “Uno,dos, tres” y “La vida de los otros”, me quedo con la segunda. Aunque en la película sólo se habla del Berlín Occidental y en el temario vemos los dos bloques, te muestra cómo se vivía en el Berlín comunista algunos años antes de la caída del muro. Creo que esta forma de espionaje que llevo a cabo la Stasi, adentrándose en la vida de sus propios ciudadanos y llevando un registro minucioso de todo lo que se hacía o se decía, deja entrever la inseguridad que los propios “camaradas” tenían entre ellos. La película nos habla de muchas cosas al mismo tiempo, cómo por ejemplo del ser humano y de la naturaleza del mismo, de como hacer lo correcto aunque esto sea contrario a todo lo que creemos...
Algo de la película que me llama la atención es cuando al final se encuentran en el teatro el escritor y el que había sido ministro y mantienen una conversación, en ésta el ministro le dice: “... vivíamos bien en nuestra pequeña república, muchos se dan cuenta ahora” y el escritor le responde “Pensar que gente como usted gobernó el país” y me pregunto ¿ han sido juzgados por ese espionaje?

manuel hurtado cancelo on 7 de junio de 2010, 18:29 dijo...

La vida de los otros.
He visto esta película y me parece increíble el control que ejercía el régimen comunista sobre los ciudadanos que podían tener formas de pensar diferentes al Estado, y por ello podían poner en peligro su estabilidad. Estamos hablando de que expresar nuestras ideas con libertad nos puede costar la vida. No me extraña que este régimen cayera, y que los países que estaban bajo su mando no tardaran mucho tiempo en independizarse, ya que no se puede vivir sometido por un régimen de terror. En la película también podemos ver la corrupción que genera este tipo de Estados donde los que mandan pueden hacer y deshacer a su voluntad y salir impunes de cualquier acto. Lo que ocurre en esta película es una realidad actualmente en muchos países gobernados por dictadores, que gobiernan con mano de hierro sobre los ciudadanos. Podemos aplaudir a Gorbachov por quedarse impasible viendo como el sistema comunista se desmoronaba, y arrastrando consigo los cimientos podridos de este régimen. Para terminar y como reflexión me gustaría saber lo que pensaron los miles de alemanes cuando cayo el Muro de Berlín, el Muro de la Vergüenza.
Manuel Hurtado cancelo

psgalera on 11 de junio de 2010, 0:26 dijo...

La Vida de los Otros, me ha parecido una película magnífica. La película está ambientada en la Alemania del Este anterior a la caída del muro de Berlín. Me ha llamado mucho la atención, el control tan férreo que el gobierno de la RDA tenía sobre los ciudadanos que consideraba sospechosos de no ser leales al régimen. Nos cuenta también que existían personas que querían cambiar esto y luchar por las libertades, también nos enseña como no había libertad de expresión y si mucha corrupción por parte de los dirigentes de esta sociedad.
Era difícil de imaginar cómo era la vida en este y otros países como este, pero gracias a esta película creo que ya no hace falta imaginar, si no, que ya lo tenemos bastante más claro.
En fin, una película bastante buena, crítica por supuesto, como no tenía que ser menos al tratarse de lo que se trata y que nos enseña claramente cómo era la Alemania del Este.
PEDRO SOBRINO GALERA.

psgalera on 11 de junio de 2010, 0:27 dijo...

La Vida de los Otros, me ha parecido una película magnífica. La película está ambientada en la Alemania del Este anterior a la caída del muro de Berlín. Me ha llamado mucho la atención, el control tan férreo que el gobierno de la RDA tenía sobre los ciudadanos que consideraba sospechosos de no ser leales al régimen. Nos cuenta también que existían personas que querían cambiar esto y luchar por las libertades, también nos enseña como no había libertad de expresión y si mucha corrupción por parte de los dirigentes de esta sociedad.
Era difícil de imaginar cómo era la vida en este y otros países como este, pero gracias a esta película creo que ya no hace falta imaginar, si no, que ya lo tenemos bastante más claro.
En fin, una película bastante buena, crítica por supuesto, como no tenía que ser menos al tratarse de lo que se trata y que nos enseña claramente cómo era la Alemania del Este.
PEDRO SOBRINO GALERA.

Anónimo dijo...

La vida de los otros es una película que me ha parecido muy entretenida,al reflejar la sociedad alemana de la época de una manera muy real. Incluso las personas que trabajaban para el gobierno, podían llegar a hacerlo contra su propia voluntad. Los demás ciudadanos debían tener sumo cuidado de no hacer nada que no gustara a ojos del gobierno pues cualquiera podia estar siendo espiado por la stasi.
Me ha sorprendido la manera en la que un alto mando se pudo llegar a contagiar por una vida ajena; de hecho, es la parte que menos verídica me parece, pues aunque el capitan Wiesler creyera que era lo correcto, era mucho lo que se jugaba si se hubiera demostrado que interfirió en sus escuchas a la pareja de artistas.

Roberto Prieto Romero

Cristina on 24 de agosto de 2010, 18:02 dijo...

¡Wauuuu! Así podría describir mi opinión sobre la película, me ha encantado. Os tengo que confesar que ya la había visto pero que soy realmente mala para el título de las películas. LA VIDA DE LOS OTROS vuelve hacerme reflexionar y si debería de ponerle esta película a cada habitante de un pueblo reducido, ya que nosotros (y me incluyo) somos realmente espías cualificados. Al igual que Gerd Wiesler recibe la misión de espiar a un dramaturgo y su novia, famosa actriz teatral, sospechosos de rebeldía nosotros nos convertimos en observadores de la vida de cualquiera de nuestros prójimos. El conocimiento absoluto de los demás, de sus miedos, sus secretos, sus debilidades… de sus vidas, termina pareciendo algo propio. Tememos lo que no conocemos. El odio siempre está dirigido a lo desconocido. A aquello que vemos lejano, distinto, inhumano. Nuestra ignorancia de la vida de los otros, nos hace ser con ellos crueles, desalmados, desgraciados.

Cristina Godoy Ruiz

Publicar un comentario

 

**Desenho: Mamanunes Templates **Inspiração:Ipietoon's **Imagem digital: Kazuhiko Nakamura